Alertar sobre el embarazo adolescente

4 de febrero de 2020

Si bien cada vez hay más conciencia acerca de las consecuencias de los embarazos en la edad temprana, es necesario instrumentar una campaña ágil en la que se advierta a los jóvenes sobre los riesgos que esto implica

Cada día los jóvenes mexicanos y michoacanos son más conscientes de las eventuales complicaciones que puede acarrear un embarazo temprano. Hay un mayor conocimiento y también una mayor asistencia a los centros de salud.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social en los últimos tres años la demanda de métodos anticonceptivos por parte de jóvenes ha iniciado a menor edad, lo mismo que las consultas respecto a los diferentes métodos de planificación.

No obstante, pese a la información, el fenómeno del embarazo adolescente es una realidad ineludible, al grado de que las autoridades estatales ya lo consideran un problema y, por ello, un foco de atención nacional.

De acuerdo con las cifras de Consejo Estatal de Población, Michoacán ocupa el sexto lugar a nivel nacional en la tasa de embarazos en adolescentes, jóvenes menores de 20 años que tienen procesos de gestación.

En este contexto, en la entidad hay 30 municipios de atención prioritaria en la materia y la capital es uno de uno de ellos, ya que la tasa promedio es de 77 embarazos en menores de 20 años por cada mil jóvenes mujeres en ese rango de edad.

En este sentido, es necesario que las autoridades de los tres niveles de gobierno instrumenten una campaña más ágil y proactiva en las que se les advierta a los jóvenes acerca de las consecuencias de todo tipo que acarrea el embarazo juvenil.

Esta campaña debe ser enfocada con criterios de salud pública, sin obedecer a criterios morales o religiosos, que son los que a final de cuentas complican las cosas.

Un embarazo juvenil de ninguna manera es deseado, pues altera para siempre el presente y el futuro de los jóvenes.