Improvisación en el ayuntamiento

11 de febrero de 2020

La suspensión de las multas por el uso de bolsas de plástico es indicativo de que las autoridades no estaban preparadas para iniciar el programa

La decisión del gobierno moreliano de suspender hasta mayo la aplicación de multas por el uso de bolsas de plástico indica la falta de preparación sobre este tema que las autoridades a cargo debieron asumir desde que se aprobó la norma. Sólo así se entiende que ahora se hable de una campaña de sensibilización, tanto para los comerciantes como para los ciudadanos, cuando es evidente que esto debió hacerse desde mucho tiempo antes.

Si ya se sabía que la medida podría aplicarse en determinada fecha, era normal que las autoridades lanzaran la alerta o bien que se mantuvieran en lo dicho, sin esperar un tiempo prudente para que la ciudadanía y el comercio organizado se empaparan del tema.

Ciertamente, no se trata de improvisar sobre la marcha o lanzar a rajatabla las leyes, pero tampoco de alentar programas vitales para la sociedad como es la protección del medio ambiente y, después, detenerlo porque aún no existe la suficiente sensibilización.

Para el comercio organizado capitalino, ha faltado información al respecto, lo mismo para los ciudadanos, que no saben si las penalizaciones ya están en curso o no.

Si bien todos somos conscientes que un programa como este no resuelve de ninguna manera el problema de la degradación ambiental o que ayude a frenar el deterioro, también estamos en lo cierto que por algo se empieza y que una iniciativa menor puede ser un aliciente para, poco a poco, empezar a mejorar nuestras prácticas consumistas y, de esa manera, poner nuestro grano de arena para ayudar a un equilibrio natural sustentable.

No obstante, las autoridades deben ayudar a hacer que estas leyes se vuelvan efectivas y que no causen ningún perjuicio económico ni en los ciudadanos ni en los comerciantes.

Improvisar, a estas alturas, huele a un fallo administrativo, no a que se debe sensibilizar a las personas, pues en esta materia no creemos que haya problema, dado que todos somos conscientes de que algo se debe hacer para frenar la destrucción de nuestro medio.