Bares y antros abiertos el fin de semana hasta la madrugada

8 de agosto de 2020

Lugares de baile de salsa, table dance, bares de karaoke, gays y de música banda estuvieron abiertos sin mayores complicaciones desde las 22 horas hasta las tres de la madrugada

Decenas de bares y antros abrieron este viernes hasta las tres de la mañana, lo anterior en medio de los desacuerdos y polémica entre la autoridad estatal y municipal por los horarios de funcionamiento de estos establecimientos, ante la pandemia generada por la COVID-19 tanto al interior del estado como en la capital michoacana, luego de que el gobernador, Silvano Aureoles Conejo, anunciara que dichos negocios deberían cerrar a las once de la noche de jueves a sábado, sin embargo, el edil moreliano, Raúl Morón Orozco no acataría la disposición del ejecutivo estatal y aseguró que todo continuaría como estaba, ante la autonomía del municipio respecto a dichos giros.

Lugares de baile de salsa, table dance, bares de karaoke, gays y de música banda estuvieron abiertos sin mayores complicaciones desde las 22 horas hasta las tres de la madrugada, entre ellos, Cervecería 25, Una Tras Otra, Beer Bank, El Nuevo Fantasma, Chiltepinos Wings, Babel, El Desnivel, El Embriagadero, Punta Cometa, La Camelia, Cactux y Onix. No obstante, algunos del Centro Histórico tenían poca gente, pero otros como los ubicados en la avenida Enrique Ramírez Miguel y el boulevard García de León, la afluencia era notoria.

El martes 4 de agosto, el director de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, (COEPRIS) Rafael Torres Mandujano, amagó en una estación de radio en Morelia, que a partir del jueves 6, la dependencia a su cargo realizaría operativos en establecimientos como bares y antros, para vigiar el adecuado funcionamiento sanitario que establece el protocolo por la COVID-19, mismos que deberían cerrar a las 11 de la noche de jueves a sábado, de lo contrario habría sanciones y cierre de los establecimientos que no cumplieran con la disposición estatal.

El 30 de julio pasado, el gobernador, Silvano Aureoles Conejo, informó que ante al peligro que representa la epidemia de la COVID-19, y para evitar que haya un mayor repunte de casos anunció medidas que van desde limitar los horarios en establecimientos no esenciales, hasta el uso obligatorio del cubre bocas y el despliegue de los Guardianes de la Comunidad, quienes realizarán acciones en zonas con mayor riesgo, en acuerdo con los Comités Municipales de Seguridad en Salud, con quienes se establecerá el cierre de bares y antros a las 11 de la noche, de jueves a sábado.

Para el 3 de agosto, el presidente de Morelia, Raúl Morón, aseguró que no se acatará la disposición del gobierno estatal de suspender los tianguis los fines de semana y limitar los horarios de atención en bares, antros y centros nocturnos. “Los municipios tomamos nuestras propias decisiones y éstas han sido decisiones responsables.

No queremos cerrar, no queremos colapsar la economía”. Lo cierto es que este jueves y viernes, los llamados antros y bares operaron sin restricciones, y donde fue evidente que los asistentes no respetaron la “sana distancia”, menos el uso de cubre bocas, el cual solo portaban los meseros y empleados de los establecimientos.