«Justicia para Jessica» retumba en la cantera rosa

26 de septiembre de 2020

Con la advertencia a todos los niveles de gobierno que no cederán un espacio más para la violencia y que seguirán su lucha, miles de mujeres se volvieron a manifestar en Morelia tras el asesinato de la joven Jessica González

En la manifestación de hoy no solo pidieron justicia para Jessica, sino para todas las mujeres asesinadas y desaparecidas en Michoacán. Fotos: Rocío Muñoz.

Muchas vestidas de negro, algunas encapuchadas, todas con cubrebocas, y en su mayoría mujeres jóvenes, alrededor de dos mil personas marcharon una vez más en la capital michoacana desde la fuente de Las Tarascas, rumbo a Palacio de Gobierno para exigir justicia por el asesinato de Jessica González, localizada sin vida al sur de Morelia el viernes 25 de septiembre y desaparecida el lunes 21.

Las mujeres advirtieron a todos los niveles de gobierno que “no cederemos un espacio más para la violencia, estamos decididas y vamos a luchar; y pedimos la solidaridad de la sociedad civil a nivel nacional para replicar esta exigencia de justicia”.

Durante el recorrido hubo vidrios rotos de antiguas casonas de cantera,  negocios, lo mismo que muros de cantera rayados de varios establecimientos y del Palacio de Gobierno, para exigir justicia. De igual manera, agresiones verbales y físicas contra policías estatales que resguardaron la sede del ejecutivo estatal.

“Justicia, justicia, justicia”, retumbaba en la cantera rosa mientras las personas avanzaban y a la vez portaban cartulinas con la misma frase, que a lo largo de las últimas horas ha inundado el primer cuadro de Morelia. Esta vez, no solo pidieron justicia para Jessica, sino para todas las mujeres asesinadas y desaparecidas en Michoacán.

Aunque la mayoría de las participantes en la protesta fueron jóvenes, cientos de morelianos se sumaron a la marcha iniciada poco después de las 17:00 horas de este sábado y que avanzó lentamente por la Avenida Madero.

 “No somos una, no somos diez, pinche gobierno cuéntanos bien”, repetían una y otra vez las manifestantes quienes también portaban la bandera de México con frases alusivas a los miles de feminicidios en el país.

Algunos comerciantes de negocios ubicados sobre la avenida, salieron a sus ventanas para mostrar cartulinas con la misma exigencia: justicia para Jessica.

Una cartulina en color rosa, que portaba una joven veinteañera, vestida de negro, con un listón morado al cuello, decía: Disculpe las molestias: ¡Nos están matando!

Otra decía,  “Quiero ir con mis amigas a un café, no a marchar para buscarlas!”

 “¡El que no brinque es macho!, coreaban mientras avanzaban las jóvenes entre ellas, grupos de activistas y colectivos feministas de Morelia.

Varios muros de cantera y puertas de madera  de la Avenida Madero fueron pintados con la frase, “Justicia para Jessica”. “Alto a los feminicidios”.

Al llegar a Palacio de Gobierno, el  contingente de cientos de participantes, prendió fuego a varios papeles y una manta junto a la puerta del edificio gubernamental, lo que generó la intervención de decenas de policías estatales quienes resguardaron, estoicos, el edificio.  Las y los manifestantes se replegaron junto a la Catedral de Morelia y la Plaza Melchor Ocampo. Los gritos de «justicia, justica» no cesaban.

Casi al finalizar, varias de las manifestantes lanzaron los botes de aerosol vacíos a los policías, lo mismo que golpes y patadas, quienes solo se cubrían con los escudos de plástico, sin responder, pese a las agresiones verbales y físicas, así como calificativos de «¡asesinos, asesinos!».

 “Busquen a Diego, busque a Diego”, gritaban algunas de  las enardecidas manifestantes, ya casi al oscurecer.

Al finalizar la protesta, se dio lectura a un posicionamiento en el que se señala:  “Las mujeres de Michoacán no estamos de luto. Estamos indignadas, llenas de rabia porque no estamos todas, nos falta Jessica González Villaseñor, que hoy se suma a las 156 mujeres asesinadas en el estado en lo que va del año. A pesar de la declaratoria de Alerta de Género en Michoacán, la violencia contra las mujeres continúa en aumento”.

Asimismo, señala que  las acciones jurídicas ni de seguridad  son eficientes para las niñas y las mujeres en Michoacán. “La falta de capacidad institucional para atender los casos de violencia denota que no son prioridad para las autoridades y que la vida de las mujeres no importa o importa menos.

“El feminicidio de Jessica nos conmueve hasta el alma. Por eso nos abrazamos y abrazamos a su familia con la idea de que no solo encuentran justicia para Jessica, sino para cada mujer y niña violentada, porque cada una de sus familias encuentre en nuestra digna rabia e indignación la voz que necesita”.

El documento agrega que,  “las mujeres venimos a decirles que no tenemos miedo. Que estamos juntas, que nuestra lucha es contra de su sistema patriarcal, de donde deriva la violencia sistemática contra las mujeres y niñas”.

Exige a las autoridades de todos los niveles crear condiciones reales para que las mujeres y las niñas vivan en paz, seguras y libres, atendiendo los protocolos y legislación en la materia, a fin de garantizarles una vida libre de violencia.

De igual manera, se exige  a la Fiscalía General del Estado cumpla imparcialmente con sus tareas de investigación para dar con los responsables y evite cualquier tipo de conflicto de intereses y encubrimiento en el caso de Jessica.

“¡Que se escuche fuerte y claro, que su nombre retumbe en todos los espacios hasta que haya justicia para Jessica!”.