¡Nos falta Jessica!

25 de septiembre de 2020

Cientos de mujeres, en su mayoría jóvenes, se reunieron en la Avenida Madero del Centro Histórico de Morelia, para protestar de manera pacífica por el asesinato de Jessica González

Fotos: Wendy Rufino.

«¡No estamos todas, no estamos todas, nos  falta Jessica, nos falta Jessica!»,  gritaba entre el llanto una jovencita frente a palacio de gobierno, seguida de cientos de voces de mujeres jóvenes, varias junto a sus madres, además de algunos varones que también se reunieron en la Avenida Madero, en el Centro Histórico de Morelia, para la protesta.

Poco antes de las 20:00 horas, frente a la catedral, decenas de veladoras y flores, además de pancartas,  fueron colocadas sobre el asfalto. Una patrulla y varios policías resguardaban la zona y un dron desde el aire grababa la protesta.

«El estado y la policía no me cuida, me cuidan mis amigas», fue otra de las consignas lanzadas a coro. «Te vamos encontrar puto Diego», gritó  otra jovencita notablemente conmovida.

El  llanto y los gritos desgarradores de otras jovencitas de diversos colectivos, que indignadas pedían justicia una y otra vez para reclamar a la autoridad el asesinato de Jessica González desaparecida el pasado 21 de septiembre y localizada sin vida este viernes 25 de septiembre, conmovió a muchas personas que se acercaron para apoyar la protesta.

«No somos una, no somos diez, pinche gobierno, cuéntanos bien», replicaba en los muros del edificio del ejecutivo estatal.

«Ni policía, ni estado nos cuida; la mujer se ha levantado». «Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres enfrente de la gente», fueron otras de las protestas.

Niñas, hombres jóvenes y hasta personas de la tercera edad también se solidarizaron con las activistas y jóvenes inconformes, pero también gritaron las voces varoniles: «No estamos solas, aunque el cabrón gobierno no responda, aquí estamos Jessica». 

Luego a coro y con voces roncas y ya desgastadas,  los gritos de mujeres volvían a retumbar: «Jessica, hermana, aquí está tu manada». «Ni una más, ni una más, ni una asesinada más». «Pinches machos no me cuidan, me cuidan mis amigas».

Luego de las 21:00 horas la manifestación continuaba, en su mayoría de gritos y consignas, sin discursos, ni presencia de autoridades.