Vivir y reír en el 2020

28 de diciembre de 2020

«Death to 2020», dirigido por Charlie Brooker, es un resumen del año realizado con desparpajo, mucho sarcasmo y chistes ácidos, quizá no aptos para todo público

Death to 2020, dirigido por Charlie Brooker y producido por él mismo junto con Annabel Jones, ambos creadores de la insigne Black mirror, es un especial sobre este año terrible que todos queremos olvidar desde ahora. Este estreno de Netflix no es otra cosa que un ‘mockumentary’ que alterna la narración de algunas de las voces «más prestigiosas del mundo» con imágenes de archivo reales de los últimos doce meses para mostrar «la historia definitiva del año más histórico de la historia (sic)». En el reparto están Hugh Grant, Samuel L. Jackson, Lisa Kudrow, Leslie Jones, Joe Keery, Kumail Nanjiani, Tracey Ullman, Cristin Milioti y Samson Kayo, en papeles hilarantes todos, especialmente Diane Morgan, mi favorita, en el papel de una «ciudadana común» que confunde las noticias con un programa de ficción.

Ante todo se trata de un divertido falso documental que nos trae una mirada irónica a este peculiar 2020, enfocado especialmente a hechos mediáticos originados en Estados Unidos y el Reino Unido. Mirada irónica sí, porque el tono elegido es el humor, por raro que parezca. Digamos que Death to 2020 nos propone una forma de reír a la vez que pensamos en algunas cosas horribles que representan este año (coronavirus, Trump, Johnson, represión policiaca contra gente afroamericana), una manera de sobrellevar el humor y el cliché mientras repasamos la realidad de este año.

Se trata, pues, de un resumen de 2020 realizado con desparpajo, mucho sarcasmo y chistes ácidos, quizá no aptos para todo público. Como dijo alguien por ahí: bien visto, Death to 2020 es como un buen catálogo de memes jocosos, pletóricos de mordacidad e inteligencia, eso sí, y de frases punzantes como ésta, en voz del periodista encarnado por Samuel L. Jackson: «Hubo quien criticó las protestas. Dijeron: ‘¿Y la pandemia?’. Yo, de alguna manera, prefiero al coronavirus que a la policía. No me malinterprete, detesto al virus, pero él no te muestra un letrero que dice ‘proteger y servir’ antes de matarte».

Con mucho, Death to 2020 es una buena opción para cerrar el año y reírnos de las desgracias.