Vuelta de tuerca

29 de abril de 2021

Para Arturo Chávez Carmona lo importante en México es un proyecto de nación donde la opción por los pobres sea brújula del régimen

Hace ya varios años, allá por 1994, expresaba un líder izquierdista que la lucha de clases no existía en México, que no era un concepto que explicara nada. Aunque ya durante más de 25 años se haya estado dando una lucha entre los que económicamente detentan, industrias, grandes centros comerciales, empresas mineras, intereses en armadoras automotrices, y aquellos que trabajan como obreros en esas empresas, aquellos que como jornaleros construyen edificios de lujosos departamentos y grandes residencias para los poderosos. También alguien me decía “así ha sido siempre, los pobres siempre han existido y nunca se acabarán”. En esta lucha, el control de los procesos políticos en la renovación del gobierno, del Estado, es un elemento clave, central.

El proyecto de nación que le da características sociales a la republica mexicana se ha delimitado a lo largo de la historia, desde la insurgencia independentista, la reforma y la revolución mexicana. Las constituciones de 1824, 1856 y 1917, delimitaron la estructura del gobierno, los derechos y deberes de los mexicanos. Definieron el ser mexicano y sus derechos individuales, garantías y derechos sociales. Se establece que es el pueblo mediante el voto libre y secreto el que decide la forma de gobierno, que la Nación, sus recursos, tierras, aguas y minerales orgánicos y pétreos pertenecen al pueblo que constituye esta nación. El Gobierno, conformado como un Estado, con leyes, tribunales, cámaras legislativas y procesos políticos de renovación de estos poderes, orienta la vida económica y social de los habitantes de una Nación. Debe servir a su gente, administrar las riquezas nacionales, el erario, para beneficio del pueblo.

Morena en 2015 se consolida como partido político nacional, buscando atender esa historia y esos principios de ser gobierno. Construir un estado al servicio de la gente, que apoye la vida de la gente, el trabajo de los ciudadanos libres y honrados para hacer cada día mejores a sus familias. Que puedan dar educación, vestido, sustento y salud a sus hijos, como lo establece la constitución en ese salario que los trabajadores deben percibir, el suficiente para las necesidades de su familia, de alimento, vivienda, vestido, escuela y salud. Morena se constituye para la construcción de un Estado de Bienestar para todos los mexicanos, no a un país donde unos pocos tengan todo y la mayoría tengan muy poco.

Este movimiento de Morena logró elegir en 2018 para la presidencia de la republica a un hombre que se perfila como el líder histórico, del siglo XXI en México, Andrés Manuel López Obrador. “No hay nada más noble y bello que preocuparse por los demás y hacer algo por ellos, por mínimo que sea. La felicidad también se puede hallar cuando se actúa en beneficio de los otros: vecinos, compañeros de estudio o de trabajo, cuando se hace algo por la colonia, la colectividad, el pueblo o el país. Estos actos nos reivindican como género humano, forman comunidad, construyen ciudadanía y hacen de este mundo un lugar un poco mejor”, afirmaba nuestro presidente.

La vuelta de tuerca a un régimen que descansa sobre el trabajo de millones de mexicanos para generar la riqueza nacional, que se administra para beneficiar intereses de grandes grupos económicos, nacionales y extranjeros, no la van a aceptar fácilmente estas familias mexicanas de la clase económicamente poderosa. La riqueza nacional, de los recursos naturales y el trabajo social, no la colocarán al servicio de la vida de la gente común, empleados, obreros, jornaleros, es para el crecimiento de sus empresas y la acumulación de capitales privados. La pobreza existe no como un destino fatal ante el que hay que resignarse porque Dios así lo quiere. La pobreza existe como resultado de la acumulación de riqueza de los patrones y del bajo salario que se paga a los trabajadores.

“En el México actual, la vida política e institucional está marcada por la corrupción, la simulación y el autoritarismo. A pesar de ello, millones de mexicanos trabajan a diario honesta y arduamente, practican la solidaridad y se organizan para acabar con este régimen caduco. Con esas premisas, nació en 2010 el Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), que busca la transformación democrática del país. Un cambio en lo político, económico, social y cultural. Esto se logrará imprimiendo principios éticos a nuestro movimiento y defendiendo los derechos humanos, la libertad, la justicia y la dignidad de todos.” Lo anterior se expresa en la declaración de principios de Morena.

En el actual proceso político para la elección de poderes en junio de 2021, se alinearon los astros de los partidos políticos de manera muy curiosa, los tradicionales partidos fuertes de México el Partido Revolucionario Institucional, de centro, el Partido Acción Nacional, de derecha, y el Partido de la Revolución democrática, hasta hace unos años la más importante fuerza de izquierda, se unifican los tres en un frente común con candidatos comunes, para intentar derrotar al actual partido en el gobierno, a Morena el partido de Andrés Manuel López Obrador, quien  está en la perspectiva de construir ese estado de bienestar para el pueblo de México que arriba describíamos. ¿A quien, o para quién quiere recupera el poder el PRIANPRD? Por su parte Morena recupera su alianza con el Partido del Trabajo y establece decisiones pragmáticas para muchas candidaturas, poniendo la marca de Morena en un horizonte común para lograr mayoría en la cámara de diputados, ganar la mayoría de los diputados en congresos locales y presidentes en municipios y ganar la mayoría de las gubernaturas en los 15 estados donde están por renovarse. Sin duda Morena no tendrá carro completo, lo importante es lograr la mayor cantidad de posiciones de gobierno, lo que significará avanzar en el proceso de construcción del estado de bienestar que postulan y poner en práctica los principios y valores en que se basan.

Aquí lo importante es un proyecto de nación donde la opción por los pobres es brújula del régimen, la honradez, la honestidad y la valentía, valores que los hombres y mujeres que gobiernen por Morena deben practicar día con día. Y en esta justa electoral hay un juego de intereses que hará todo lo posible por prevalecer, lo interesante es que la conciencia de cada ciudadano, empleado, estudiante universitario, obrero, ama de casa, decidirá con su voto cual es el camino de México. Porque así reza el articulo 39 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, “La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno.” Así sea.