Congreso de Michoacán evade exigencias de mujeres feministas: ILEMich

21 de julio de 2021

Denuncian que las y los diputados locales "congelaron" la iniciativa de ley para despenalizar el aborto en el estado; advierten que insistirán para que la interrupción legal del embarazo sea un derecho reconocido y garantizado para todas las mujeres de la entidad

Aspecto de una de las manifestaciones realizadas por ILEMich. Fotos: Wendy Rufino.

En Michoacán, las diputadas y diputados de la LXXIV legislatura no dan señales de interés sobre despenalizar el aborto, denunció la organización Interrupción Legal del Embarazo Michoacán (ILEMich), a pesar de que en febrero pasado la organización redactó y presentó la primera iniciativa ciudadana en materia de aborto voluntario.

Dieron a conocer que la Comisión de Justicia del Congreso del Estado dejó pasar el plazo legal de 90 días contemplado en el artículo 243º de la Ley Orgánica y de Procedimientos, que establece que “las comisiones a las que se turnen iniciativas y demás asuntos a consideración del Pleno, deben rendir su dictamen al Congreso por escrito, dentro de los noventa días hábiles siguientes a su recepción”. Este plazo venció el pasado 1 de julio y la comisión no solicitó prórroga alguna ni tampoco se posicionó al respecto.

Cabe apuntar que antes de la iniciativa presentada por ILEMich ya habían sido presentadas dos proyectos ley que buscaban derogar el delito de aborto voluntario del Código Penal estatal, una en 2019 y otra en 2020, que también fueron ignoradas.

Mientras tanto, con la aprobación el día de ayer de la despenalización del aborto en el estado de Veracruz, ya son cuatro entidades donde la interrupción legal y voluntaria del embarazo es un derecho para todas las mujeres: Hidalgo, Oaxaca, Ciudad de México y Veracruz.

De acuerdo a ILEMich, cuando presentaron la iniciativa, el diputado Octavio Ocampo Córdova, entonces presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, se comprometió a tratar el proyecto “de forma igual que cualquier otra que presente cualquier diputado o diputada, o incluso el propio Poder Ejecutivo”. Sin embargo, las 23 colectivas michoacanas que trabajaron la propuesta no recibieron notificación en ningún momento del proceso.

Más allá, puntualizaron, la solicitud de acceso a la información pública que las agrupaciones feministas presentaron para conocer el estado que guardaba la iniciativa y la fecha exacta del vencimiento del plazo fue ignorada, solo se pudo obtener una respuesta cuando el requerimiento escaló hasta ser un mandato del Instituto Michoacano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IMAIP).

Asimismo, ILEMich dio a conocer que el arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, en días recientes ha protagonizado momentos mediáticos en relación a su postura en contra del aborto. En rueda de prensa virtual el 10 de julio, el clérigo solicitó, a nombre de la arquidiócesis, a las diputadas y diputados del Congreso de Michoacán “no poner en la agenda pública la discusión de la despenalización del aborto en el estado”.

Al respecto, la colectiva feminista michoacana Incendiarias, integrante de ILEMich, publicó una carta abierta a Garfias en donde expuso que tales declaraciones constituyen violaciones a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en sus artículos 1º, 4º, 6º y 130º; a la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público en sus artículos 8º y 29º; a la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación en sus artículos 4º y 9º; y a la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW), de la que el Estado mexicano es parte, en sus artículos 1, 2, 3 y 5.

A la par de la carta, activistas feministas interpusieron quejas ante el Consejo Estatal para Prevenir y Eliminar la Discriminación y la Violencia (COEPREDV), el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), la Secretaría de Gobernación a nivel federal y la Secretaría de Gobierno del Estado de Michoacán, por actos de discriminación contra las mujeres michoacanas cometidos por Garfias Merlos.

Finalmente, ILEMich resaltó que «a pesar del contexto conservador, las colectivas feministas siguen en pie de lucha e insistirán hasta que el aborto voluntario en Michoacán sea un derecho reconocido y garantizado para todas las mujeres de la entidad».