Las palabras de origen purépecha del español

28 de agosto de 2021

Sonia Iglesias y Cabrera nos comparte algunos vocablos que de las lenguas indígenas pasaron a formar parte del idioma de los conquistadores

Corundas michoacanas. Foto: Recetas Nestlé

Al contacto con el español durante la conquista y años posteriores, mucho del léxico de las lenguas indígenas pasaron a formar parte del idioma de los conquistadores; es decir, del español. Algunos vocablos cambiaron ciertos fonemas, y algunos se mantuvieron tal cual. El purépecha no fue ajeno a este fenómeno lingüístico. Veamos algunos ejemplos:

Cacarizo. Adjetivo que proviene de kakari, “llaga que se reventó”. Y se aplica a las personas que muestran cicatrices en la cara por haber padecido de viruela.

Chacuaco. Sustantivo masculino que significa sahumerio, Proviene de chakuaku.

Chara o charo. Adjetivo proveniente de charaka, niño, se utiliza para designar a las personas que no son muy altas.

Charal. Etimológicamente proviene de charha, a su vez de charhaku, bebé. El vocablo se refiere a los peces chicos del Lago de Pátzcuaro, es decir, pececitos.

Charanda. Sustantivo femenino que designa el licor de aguardiente del estado de Michoacán. Proviene de charhanda, la tierra roja que le da su color característico.

Chocho. Sustantivo derivado del purépecha chochu, langosta, (insecto ortóptero dañino para las cosechas).

Chondo. Este vocablo deriva del purépecha tzuntzu. Es un adjetivo cuyo significado se refiere a una vasija de barro.

Chunde. Adjetivo que proviene de xundi, que en idioma purépecha nos remite al concepto de cesto grande. También suele referirse a la cara y a la boca de las personas. En este caso tiene una connotación peyorativa, como si se dijera “jeta”.

Coruco. Sustantivo masculino, en purépecha korupu, ácaro de la familia de acarianos que ataca a las gallinas, las palomas y, en general, a las aves.

Corunda. Sustantivo femenino que viene de la palabra korúnha o kurhinda para referirse a un tamal triangular que se come cotidianamente en Michoacán y en las fiestas tradicionales importantes, como Día de Muertos o en las fiestas patronales.

Cotorina. Este sustantivo femenino deriva de la palabra purépecha kotorina, cuyo significado nos remite a un tipo de saco, casi siempre sin mangas, que se emplea para cubrirse el torso y empleado principalmente por los hombres.

Cuacha. Palabra purépecha que hace referencia al excremento de las gallinas.

Cuino. Sustantivo masculino de origen tarasco que en español se refiere a un cerdo chico y en lengua al jabalí.

Guangoche. Sustantivo derivado de kangoche que denota una red que sirve para cargar.

Huarache. Sustantivo masculino que hace referencia a diferentes tipos de sandalias, elaborada de cuero. Su escritura purépecha es kwarachi.

Nana. Sustantivo femenino cuya etimología proviene del tarasco y significa madre.

Pichecua. Sustantivo femenino derivado del vocablo pitzekua que designa a una planta de la familia de las Solanáceas, de flores blancas tirando al verde, cuyo fruto es una baya oscura y comestible. Su nombre científico es Saracha Procumbens.

Pirecua. Sustantivo femenino proveniente del vocablo purépecha pirekua. Se refiere a un tipo de canción tradicional de los indígenas de Michoacán.

Purucha. Sustantivo femenino cuya etimología proviene de prutzeta, migaja de algún alimento.

Purépecha. Adjetivo masculino y femenino –utilizado en su forma plural- que denota a la más importante etnia de Michoacán, y que también habita algunas regiones de Querétaro y Guanajuato, dos estados de la República Mexicana. Asimismo, la palabra nos remite a la lengua aglutinante y sin clasificación, cuyas variantes dialectales son habladas por los indígenas de Michoacán.

Querétaro. Nombre de uno de los estados mexicanos que proviene de Queréndaro, “lugar de peñascos” en lengua puréh.

Tacuche. Sustantivo masculino que nos remite a un envoltorio de ropa, derivado del purépecha tacuche. Y que, por otra parte, doña Borola Tacuche de Burrón hizo famoso por ser su apellido de soltera. En la variante dialectal chilanga significa traje de vestir masculino.

Tambache. Sustantivo masculino que se empela para designar un atado de cosas envueltas; por ejemplo, un tambache de ropa.

Tata. Sustantivo purépecha que designa al concepto de padre,

Tepache. Bebida fermentada elaborada con piña. El nombre deriva de tepaché, de tepani, engordar. Se refiere a la acción de “engordar” la bebida con miel o azúcar.

Timbiriche. Sustantivo masculino del purépecha tumbiriche, a su vez de tumbire, racimo. No se debe confundir con al sustantivo que hace referencia a un conocido juego de mesa.

Tucuru. Sustantivo masculino cuya etimología proviene del purépecha tukúru, cuyo significa es un ave de rapiña, búho, cuyo nombre científico es Bubo Virginianus.